Archive | Anónimo RSS feed for this section

Adivina adivinanza. Anónimo. (Recomendado: 8-9 años)

18 Dic
  • Col, col, colera;
    flor, flor, florera:
    si estamos juntas,
    ¿qué planta apuntas?
    (La coliflor)

 

  • Dentro de una vaina voy,
    ni espada ni sable soy.
    (El guisante)

 

  • Desde el día que nací,
    corro y corro sin cesar.
    Corro de noche y de día
    hasta llegar a la mar
    (El río)

 

  • Amarilla en el centro
    blanca por fuera.
    Si quieres descubrirla,
    búscala en primavera
    (La margarita)

 

  • Rompe y no tiene manos,
    corre y no tiene pies,
    sopla y no tiene boca,
    dime ya qué es.
    (El viento)

 

  • Desde el día en que nací,
    corro y corro sin cesar.
    Corro de noche y de día
    hasta llegar a la mar.
    ( El río)

 

  • ¿Qué cosa dirás que es,
    que es algo y nada a la vez?
    (El pez)

 

  • Haciendo ruido ya vienen,
    haciendo ruido se van;
    y, cuando mañana vuelvan,
    de igual manera se irán.
    (Las olas)

 

  •  No toma té
    Ni toma café,
    Y está colorado,
    dime quién es.
    (El tomate)

 

  • Lleva años en el mar
    y aún no sabe nadar.
    Si la tocas con los pies,
    Puedes correr, saltar y caminar.
    (La arena)


Propuestas para mediadoras y mediadores

RECURSOS

Autor

Hoy nos fijaremos, antes que nada, en las diferencias que se producen cuando aparecen los datos en la referencia de este texto. Empezaremos diciendo que nuestra edad recomendada, para esta lectura, son los 8 – 9 años. Es decir, alumnas y alumnos que cursan, aproximadamente (y dependiendo del grado de maduración y del centro al que asistan), los cursos de tercero o cuarto de Educación Primaria.

En todas las lecturas recomendadas, la referencia, es decir, lo que vemos justo al final del texto, nos indica: el autor o la autora que lo ha escrito, el libro a que pertenece y la editorial que lo ha publicado, en papel o en una página web.

Pero hemos llegado, en nuestro viaje por la lectura, a una referencia distinta: aquí no vemos ningún nombre, como en todo el resto. Aquí está escrita la palabra anónimo. Esa que la RAE define así:

Anónimo, anónima.
Dicho de una obra o de un escrito: Que no lleva el nombre de su autor. Dicho de un autor: Cuyo nombre se desconoce.

Al ser un texto anónimo, lo hemos podido oír a alguien que lo sabía, leer en algún mensaje escrito que nos han enviado o nos lo ha contado un familiar, una amiga o un amigo, etc. Pero sigue siendo anónimo.

Puede ser interesante, divertido y generador de comentarios, turnos de palabra, pensamientos y expresiones ingeniosas y un gran banco de pruebas de léxico, ortografía, comprensión y demás cuestiones que trabajamos, habitualmente, como competencias para los cursos de estas edades.

Aportar soluciones diferentes a estas u otras adivinanzas que, con seguridad, escucharemos o leeremos, puede ser, también, un motivo de relación cordial y respetuosa entre el alumnado. Pueden ver, en la siguiente dirección de Canal Lector, una relación de adivinanzas recomendadas, según edades.

Coplas. (Recomendado: 7-9 años)

22 May

  

Coplas de disparates

Tengo que pasar el río
a caballo en un mosquito,
y que me digan tus padres
¡qué caballo tan bonito!

He visto un monte volar
y una casa andar a gatas,
y allá en el fondo del mar
un burro asando patatas.

Te han dicho que he dicho un dicho,
dicho, que no he dicho yo;
que si yo lo hubiera dicho,
no hubiera dicho que no.

Anteanoche y anoche

Anteanoche y anoche
y esta mañana,
antes de levantarme
estaba en cama.

Esto sería
que antes de levantarme,
me acostaría.

 

RECURSOS

Propuestas para mediadoras y para mediadores.

 Texto

¡Qué cantidad de disparates hay en este texto! Podemos hacer un concurso, para ver quién se lleva el gran premio al disparate más disparatado. Pon en un papel o en un archivo la clasificación general de los disparates:

Ir a caballo en un mosquito.
He dicho un dicho que no he dicho yo.
Un burro asando patatas.
Una casa andar a gatas.
He visto un monte volar.

Palabra magica

La palabra mágica hoy es dicho. Puede ser una forma del verbo decir (el participio):

Ya te he dicho yo que hoy ganaríamos el partido.
A mí no me han dicho nada, así que yo no lo sabía.

O puede ser, como en el texto que has leído, una palabra que no tiene que ver con la realidad. Es una expresión que se usa porque interesa o apetece decirla.

En nuestra lengua, el español, hay también dichos que utilizamos muchas veces, para expresar cosas conocidas, pero sin significado propio. Seguro que conoces estos dichos:

No da pie con bola (para decir que no hace nada).
Siempre va de gorra (nunca paga nada).
Tirar la toalla (rendirse).
Me la han dado con queso (me han engañado).

Cuentame

¿Has pasado unos días buenos? Pues a ver si eres capaz de decirnos qué es lo que más te ha gustado ayer, por ejemplo. ¿Y anteayer? Lo que has leído en el texto, más que un disparate parece un trabalenguas. Te recomendamos que, para entenderlo bien, te pintes un reloj  y pongas las horas, desde la noche a la mañana, y conseguirás superar al disparate.

Ahora, todo lo que has hecho: el disparate más grande que has inventado

9e7o

Anónimo

No creas que el nombre o el apellido del autor o autora de este texto es anónimo. Nos podemos pasar la vida entera para saber cuándo es su santo. No, no pierdas el tiempo. No existe ni existirá san Anónimo ni santa Anónima. ¿Sabes lo que quiere decir la palabra anónimo? Pues significa exactamente eso: que no sabemos el nombre del autor o autora que ha escrito este texto. El texto lo conocemos y hasta lo podemos saber de memoria. ¡Y cantar!

Seguro que te sabes la canción de El patio de mi casa es particular. Cuando llueve se moja como los demás.

O el villancico de Arre, borriquito, vamos a Belén. Que mañana es fiesta y al otro también.

Al corro de la patata, comeremos ensalada, naranjitas y limones lo que comen los señores.

O esta otra de Estaba el señor don gato.

¿Y esta de Debajo de un botón?

Pues todas estas canciones, coplas, villancicos, chirigotas y bromas graciosas tienen un autor o una autora. Lo que pasa es que no sabemos sus nombres y por eso se dice que son anónimos.

Pero hay otros seres que no son anónimos. Entra en la siguiente página y pon un nombre a cada unos de los que aparecen. Así dejarán de ser anónimos y los conocerás por ese nombre que tanto te gusta, si algún día entra alguno en tu casa. Dibújalo y ponlo en un lugar bien visible, para que la gente lo conozca. Pueden ser disparates, como los del texto que has leído.

Hoy, como no sabemos cómo te llamas, ni lo que te gusta, ni nada de nada, porque no te conocemos, no podemos poner ningún comentario sobre el autor o autora de lo que vas a escribir. Y tampoco sabemos nada de tu animal preferido, por ejemplo. Esos que has visto en la página de Eugenia Romero sobre los sonidos de los animales. Así que esta vez te toca a ti escribir un comentario sobre ti mismo o sobre ti misma. No pienses que esto es otro disparate, no. Sólo escribe sobre lo siguiente:

Si tuviera que cruzar un río, me gustaría hacerlo en:

a)   Una barca
b)   Un mosquito
c)   Un caballo

Lo del caballo va a ser un poco complicado. Pero lo que sí es un disparate total es montarse en un mosquito. Tendríamos que estar un poco chalados y pesar menos que un grano de arroz.

Vamos a pensar en esas fotos que en la televisión,  en los periódicos, en internet, en los anuncios que vemos en la calle y en otros muchos sitios, nos presentan la imagen de una autora o de un autor, enseñando su último libro o la última página en internet. Ahora nos tienes que hacer un favor. Ya sabemos que no es fácil escribir sobre uno mismo. A lo mejor, te viene bien probar con una amiga o con un amigo, para ver si está de acuerdo con lo que has escrito sobre ti misma o sobre ti mismo. Pregunta, por ejemplo:

-Oye, ¿soy así? ¿Cómo me ves tú? ¿A quién te recuerdo? ¿Qué es lo que más te gusta de mí? ¿Y lo que menos? ¿Cuándo nos conocimos? ¿Te gusta estar conmigo?