Noticias para Pablo Topo. Grégoire Solotareff. Editorial Anaya

12 Dic

cuentosdeverano

-Cógeme, cógeme –gritaba Josefina, cuando de repente desapareció por un hoyo en medio del campo.
Sofía había oído a su amiga Josefina, pero, cuando levantó la cabeza y aguzó el oído, ya no pudo verla ni oírla. Allí estaban esos enormes caballos alazanes, tumbados, como focas, y también Jerónimo Ligero, que perseguía a las moscas gritando como un imbécil; pero ¡Josefina ya no estaba!
“¿Cómo ha podido desaparecer así, en unos segundos? –se preguntó Sofía-. ¡Para mí que esto es magia!”.
Buscó detenidamente, y al cabo de un momento vio un hoyo en el suelo entre las hierbas altas.
“Aquí está”, pensó. Se acercó al hoyo, y, ¡zas!, desapareció ella también.
En realidad, no había desaparecido. Se deslizó por el agujero y encontró a Josefina, un poco más abajo, en compañía de Pablo Topo.
Pablo era gordo y bastante mayor. Hacía hoyos en el campo a derecha e izquierda, y esperaba a que alguien cayese dentro de ellos y le diese noticias del mundo. No veía nada desde hacía mucho tiempo y quería seguir informado de todo lo que pasaba fuera sin arriesgarse a ser atrapado por las garras de Lucas Gavilán o de José Cernícalo. Había encontrado este sistema para tener noticias al menos una vez al día. Era algo así como si recibiese el periódico a domicilio.
-¡Y bien, adorables muchachas! Sois muy amables al venir a saludar al viejo Pablo. ¿Qué hay de nuevo por ahí arriba? Contádmelo todo.
Sofía y Josefina, aún bajo el impacto de su caída, se miraron la una a la otra y, sin duda por los nervios, se echaron a reír. Molesto, creyendo que se reían de él a causa de su ceguera, cosa que no era para nada cierta, Pablo Topo se encerró en el fondo de la galería.
Sofía y Josefina aprovecharon para subir a la superficie y se dirigieron rápidamente a sus casas.
Y Pablo Topo se quedó ese día sin noticias.

Grégoire Solotareff. Cuentos de verano.  Ed. Anaya

Propuestas para mediadoras y para mediadores.

RECURSOS

Texto
Nos hemos encontrado con alguien “necesitado” de saber lo que sucede en el mundo. Casi un perturbado por informarse. Menos mal que hoy podemos conseguir información de muchísimas maneras. ¿Os imagináis tener que organizar lo que hizo Pablo Topo, para saber qué pasa ahí fuera, en el mundo?
Vamos a echar un vistazo por la historia, en España, de cómo han evolucionado los periódicos.

Lo que sí sabemos es que este cuento de Grègoire Solotareff nos presenta la cosa más extraña del mundo. Un individuo que sólo quería informarse. ¿Te imaginas que, en vez de Sofía y Josefina, eres tú el que cae al hoyo que había hecho Pablo Topo? Piensa un poco y dinos: ¿qué noticia le habrías contado tú a Pablo Topo? ¿De qué manera, en tu casa, en el colegio os informáis? ¿Cuál es el medio de información que usáis: la prensa escrita, la televisión, la radio, internet…? ¿Qué noticia te habría gustado darle a Pablo Topo, después del tiempo que llevaba allí abajo?

 Palabra magica
Hoy nuestra palabra es más mágica que nunca, porque es la palabra magia

Pero ahora, en el apartado siguiente, nos cuentas si tú crees que Sofía tenía razón y lo que pasó allí es que se produjo un truco de magia y por eso desaparecieron Sofía y Josefina.


Cuentame
¿De verdad crees que Pablo Topo era un mago? ¿Has visto alguna película o leído algún libro donde aparece la magia? Lo que seguro que sabes es un montón de trucos de magia. ¿Qué truco has realizado la última vez? ¿Es un truco con cartas, como este que vas a ver ahora?

Cuéntanos ahora cómo es tu truco favorito y dónde lo realizas.

Por si te interesa la magia, agárrate bien, no vayas a salir a dar un paseo y notes que no estás pisando el suelo. Estás levitando y la gente se espanta, porque no saben que es pura magia. Aquí tienes algunos libros donde la reina de todo es la magia. Desde Perro de cristal, que protege gracias a los encantamientos del hechicero, hasta la chica que, con El dedo mágico consigue transformaciones increíbles en lo que no le gusta. Sin olvidarnos de Harry Potter, desde El cáliz de fuego a La piedra filosofal y tantas otras.

En Canal Lector, encontrarás bastantes libros que te recomendamos.

 Autor

Grégoire Solotareff

Nació en Alejandría (Egipto) en 1953. Pasó su infancia en Egipto, Líbano y Francia. A este último país llego cuando tenía 7 años y desde entonces se ha quedado a vivir allí. Estudió medicina y la ejerció durante cinco años pero ha preferido dedicarse a dibujar y a escribir. Empezó a ilustrar libros porque cuando contaba cuentos a su hijo, este le pedía que se los dibujase, fue en el año 1985. Ha preferido ponerse el apellido de su madre, Solotareff.

Nuestro observatorio

Otros datos biográficos sobre Grégoire Solotareff en la página dedicada al autor.

Bibliografía 

Ofrecemos, a continuación, una selección de libros del autor  tomada de  Canal Lector.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: